Sospechoso del atentado de Berlín fue abatido en tiroteo en Milán

Sospechoso del atentado de Berlín fue abatido en tiroteo en Milán

El tunecino de 24 años sospechoso de cometer el atentado de Berlín, Anis Amri, murió este viernes tras un tiroteo con la Policía italiana en la ciudad de Milán (norte), según informaron los medios que citaron fuentes de la investigación.

El ministerio del Interior italiano confirmó en rueda de prensa “sin duda” la identidad de Amri e informó que el tiroteo se produjo a las 3.00 de la mañana hora local.

De acuerdo a las mismas fuentes, el supuesto terrorista llegó al barrio milanés de Sesto San Giovanni a bordo de un tren procedente de Francia y, tras verse en un control policial, sacó su pistola y abrió fuego contra los agentes, hiriendo a uno de ellos en la espalda.

Minitti explicó que dos agentes de la policía de Estado pararon en torno a las 3 de la madrugada a “una persona sospechosa” en las inmediaciones de la estación de trenes del barrio de Sesto San Giovanni, a 12 kilómetros del centro de Milán. “El hombre —contó el ministro—, sin dudar, ha sacado inmediatamente una pistola y disparado. Ha disparado hacia el agente de policía que le había pedido documentos para su identificación, e inmediatamente la patrulla ha reaccionado abriendo fuego”, con el resultado de que “la persona que ha agredido a la patrulla ha sido asesinada”.

El otro agente respondió a los disparos del tunecino y lo mató.

Anis Amri está considerado el principal sospechoso del atentado en el mercado navideño de Berlín en el que murieron 12 personas y decenas resultaron heridas.

Aseguró que está confirmada la identidad del fallecido: “La persona asesinada ha resultado ser, después de las averiguaciones pertinentes, sin sombra de duda, Anis Amri, el presunto sospechoso del ataque terrorista de Berlín”. La identificación fue posible gracias a sus huellas dactilares, que también se encontraron en el camión utilizado para perpetrar el ataque, según el superintendente de la policía de Milán, Antonio de Lesu.

Se cree que Amri desembarcó en 2011 en Italia como inmigrante, donde permaneció en la cárcel durante cuatro años por delitos como amenazas, robo y agresión.

Tras insistir en las felicitaciones a los dos agentes —“dos personas extraordinarias, muy jóvenes de edad que, cumpliendo simplemente con su deber, han hecho un servicio extraordinario a la comunidad”—, el ministro informó de que la fiscalía de Monza (Milán) se encargará de llevar a cabo las pesquisas en colaboración con los expertos antiterrorismo.

El superintendente de la policía de Milán, Antonio de Lesu, ofreció más detalles sobre la operación. Explicó que el sospechoso “pasó por Francia y llegó a la estación central de Milán a la 1 de la madrugada” y las investigaciones tratan de esclarecer “qué medio ha cogido y qué ha hecho en Sesto San Giovanni”. También se trabaja para conocer cómo pretendía salir de Milán. Contó que “no se vio a Amri con otros sujetos” y, además de la pistola, “que estaba cargada y preparada para utilizarse”, llevaba también una mochila en la que se encontró una pequeña navaja y un centenar de euros, aunque no apareció ningún teléfono móvil. De Lesu negó que el sospechoso haya gritado “Allahu Akbar” (Alá es grande). “Después de disparar insultó a los policías, pero no nos resulta que haya estado dicha esta fórmula”.

También compareció ante la prensa el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, quien anunció que ha informado a la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la operación, e hizo un llamamiento para aumentar la seguridad, tanto a nivel nacional como internacional. “Lo que ha ocurrido pone en evidencia la importancia de un mayor control del territorio y de la colaboración entre distintas fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, así como la importancia de acentuar la colaboración también a nivel internacional”.

Fuente. Globovisión

No olvides tu comentario

Share this post